Edge computing: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

Un hombre trabajando

El edge computing es una novedosa tendencia catalogada como el siguiente nivel del Internet de las Cosas (IoT): su funcionamiento se basa en dispositivos conectados a internet con los avances tecnológicos necesarios para que el análisis y el procesamiento de datos —cada vez más complejos— puedan efectuarse cerca de ellos.

Actualmente, existen numerosos dispositivos, como smartphones, sensores, drones, cámaras o laptops, que tienen la necesidad de procesar datos cada vez a mayor velocidad. Todo debido al crecimiento exponencial del Internet de las Cosas.

Para lograr resolver esta situación, surgió el edge computing con novedosas técnicas que optimizan el funcionamiento de los dispositivos inteligentes y buscan mejorar la rentabilidad de los negocios. ¿Quieres saber más sobre el tema?

¡Entonces, sigue leyendo hasta el final!

Edge computing: ¿qué es?

El edge computing —o computación de borde en traducción libre— es una tecnología vanguardista relacionada con el IoT que funciona en una red de microcentros de datos que almacenan, procesan y analizan los datos solicitados de manera local. Así, contribuye en la optimización de los procesos realizados por dispositivos electrónicos que tengan la posibilidad de conectarse a la red.

Su objetivo es aproximar la informática a la fuente de datos recogidos: por ende, el procesamiento es ejecutado lo más cercano posible de la fuente de datos o de la ubicación del usuario.

El concepto pareciera un poco complicado de entender y aplicar, ¿no es así? Sin embargo, sus ventajas son más sencillas de comprender.

¡Veamos!

En el IoT, la recopilación de datos es llevada a cabo a través de dispositivos que recogen lo que se reunió —las cantidades dependen del equipo— y, posteriormente, la información almacenada es enviada a un centro de procesamiento o nube.

Por el contrario, en vez de derivar toda la información a la nube o a los centros, el edge computing clasifica los datos localmente y separa aquellos que pueden procesarse ahí mismo, acción que baja el tráfico de datos y la obligación de enviarlos.

De esa manera, la información digital es procesada en los extremos de una red y únicamente es enviada una fracción a los directorios centrales: he ahí la razón del nombre "computación de borde".

La transformación digital no deja de asombrarnos, ¿cierto?

¿Cuándo usar edge computing?

El edge computing puede ser usado sobre todo en sitios donde la denominada latencia —tiempo necesario de respuesta para capturar y procesar datos en una red— sea muy rápida, es decir, con un tiempo de respuesta muy corto.

Esto, debido a que la computación de borde agiliza el procesamiento de los datos recopilados en la red del Internet de las Cosas, ya que procesa a poca distancia de donde se recibió la información y omite el paso del traslado de esta misma a una plataforma central como, por ejemplo, la de cloud computing.

En otras palabras, es un proceso más directo que evita los intermediarios; no obstante, no viene a suplantar ni a derribar a la nube, sino a actuar en conjunto para brindar aún más y mejores beneficios para las compañías.

Para que se haga más fácil de entender, a continuación encontrarás los factores que deben ser considerados obligatoriamente antes de tomar la decisión de aplicar edge computing en tu empresa:

  • Velocidad de internet: ancho de banda.
  • Tamaño de la infraestructura.
  • Costo de la inversión inicial.
  • Capacidad de procesamiento de tus dispositivos.
  • Energía.

También, hay que tener en cuenta la red preexistente y la instalación con profesionales que a su vez estarán a cargo del mantenimiento. Igualmente, no te olvides de evaluar si los beneficios del edge computing pueden ser aplicados a tus negocios. ¡Fundamental!

Ventajas de aplicar del edge computing

Los beneficios que obtienen las organizaciones que se adhieren a las tecnologías emergentes son increíbles, ya que aprovechan las innovaciones informáticas para aumentar el rendimiento, mejorar sus procesos productivos y, como resultado, incrementar su competitividad y cuota de mercado.

Las compañías que sufren por la mala conectividad de sus dispositivos tienen a beneficiarse, puesto que tendrán menor necesidad de remitir datos a largas distancias.

En consecuencia, la característica vanguardista digital de esta tendencia supone una reducción en los costos de transmisión de datos debido a que la infraestructura de los centros centralizados es de mayor tamaño y más cara.

Frente a ello, el edge computing requiere de una infraestructura que solo se produce en la red, es decir, que es más económica.

Además, nos impulsa a dejar atrás procesos obsoletos: apenas 20 años atrás todos trabajábamos con hojas en formato físico sin saber que un futuro casi inmediato íbamos a prescindir del papel para mejorar y abaratar nuestros procesos internos. ¡Una maravilla!

Por otra parte, esta tecnología permite una mayor integración entre los diferentes equipos porque es capaz de incorporar múltiples dispositivos —de diversas generaciones— en una misma red.

La informática más innovadora promueve la reducción de costos en la implementación, puesto que el equipo puede sustituirse a tiempo en lugar del conjunto.

Por último, no podemos dejar de señalar la velocidad de respuesta en relación con los dispositivos IoT.

Áreas que pueden sacarle provecho al edge computing

El procesamiento más rápido generado por la reducción de latencia puede ser utilizado para mejorar la producción en múltiples sectores, especialmente en industrias pertenecientes a los sectores textil y petrolero.

En la salud, al trabajar con vidas humanas, se requiere de la rápida respuesta del edge computing. También las finanzas, la industria manufacturera en general y las telecomunicaciones son otros rubros que precisan de esta tecnología.

En cuanto al marketing tradicional, digital y la automatización de procesos para un e-commerce, igualmente pueden aprovechar las ventajas del edge computing para optimizar el procesamiento de pagos e información para hacerlo más rápido que si utilizaran únicamente el cloud computing.

¡Muy bien! Ya sabes qué es el edge computing, cuándo usarlo, sus ventajas y las áreas que se pueden beneficiar con su implementación.

Si deseas incorporar y optimizar la adquisición de tecnologías en tu empresa, te invitamos a descargar el siguiente material:

8 mejores prácticas para optimizar la transformación digital en tu negocio

Autor
DocuSign Contributor
Publicado en
Temas relacionados