Aprende qué son los contratos digitales y sus diferencias con los físicos

Visión de una mano firmando un contrato directamente en una tableta

Los contratos digitales se encuentran tipificados en la normativa mexicana hace más de una década, dándole validez y brindándole la tranquilidad a las partes de un proceso totalmente regulado.

Desde la llegada de la cuarta revolución industrial o industria 4.0, las PYMES, grandes empresas o incluso, las personas naturales con o sin personalidad jurídica que hacen negocios, han estado mudando sus operaciones a lo digital.

Esta innovadora modalidad de acuerdo es seguro, legal, rápido y efectivo, además, pueden ser ejecutados de forma automática y de acuerdo a nuestras necesidades, integrándolo a software especializados en venta como lo es Salesforce.

Abajo encontrarás todo lo que necesitas saber sobre los contratos digitales y la razón por la cual mejora la productividad empresarial. ¡Sigue leyendo!

Contratos digitales: ¿qué son?

Los contratos digitales, como su nombre lo indica, son una manera de formalizar acuerdos mediante la prestación del consentimiento por medios tecnológicos.

Están regulados en el artículo 1803 del Código Civil, donde se evidencia que todo contrato es válido si hay un acuerdo documentado por un medio electrónico, papel o verbal.

En el mismo orden de ideas legal, en el artículo 89 del Código de Comercio encontramos que toda información incluida en un contrato electrónico no puede ser rechazada legalmente por el simple hecho de ser digitales. Categorizándolos como "actos de comercio".

Asimismo, la Ley de Firma Electrónica expone que los caracteres y el conjunto de datos que certifican la identidad del firmante ha sido elaborada electrónicamente bajo un control exclusivo que vinculan los datos únicamente a la persona, pudiendo verificar cualquier modificación, por ende, la firma electrónica produce los mismos efectos jurídicos que la autógrafa.

Aclarado el punto de la legalidad, veracidad de los datos y la regulación, queda aclarar una gran interrogante, ¿en qué se diferencian de un contrato físico?

¿Cómo se diferencian de los físicos?

Ya identificamos que ambos son totalmente válidos en el ordenamiento jurídico mexicano, no obstante, existen varias diferencias que le dan la ventaja a los electrónicos.

Los contratos físicos son fácilmente alterables, sin herramientas efectivas de identificación de modificaciones después de su firma.

Los contratos digitales, una vez firmados, son inalterables. Sin embargo, durante la negociación, la partes pueden proponer revisiones del texto del contrato antes de su firma y todo se pasa en medios electrónicos, sin necesidad de costos de impresión de papel, transporte de documentos etc., como se pasa con un contrato que requiere una firma manuscrita. Por ende, la información se mantiene íntegra.

No hace falta movilizarse para firmar, podemos hacerlo desde cualquier lugar del mundo con todos los dispositivos inteligentes, los contratos de firma manuscrita solicitan que las partes comparezcan imperativamente.

Ejemplos de contratos que pueden ser firmados digitalmente

Los contratos digitales facilitan la formalización de acuerdos debido a la facilidad de identificar a los firmantes y la seguridad de los datos contenidos en el mensaje. Estos son algunos ejemplos:

  • Contratos de renta: Inquilinos o inmobiliarias que pretendan alquilar una propiedad, tendrán la posibilidad de hacer más efectivos los acuerdos de forma electrónica.
  • Promesa de compra y venta: Debido a que no están sujetos a formalidades estrictas, se permite firmar electrónicamente.
  • Notificaciones electrónicas: Los contribuyentes pueden recibir alertas de los actos administrativos llevados en el SAT digitalmente, se trata de una notificación que anuncia un documento digital pendiente.
  • Procesamiento de facturas: Los comprobantes fiscales digitales pueden ser emitidos en el sistema del SAT, pudiendo ser autenticados digitalmente con la e.firma.

Además, podemos incluir las acciones del departamento de compras y ventas, donde se requiere el flujo de documentos para su análisis, devoluciones y órdenes, lo cual, amerita una aprobación.

Con estos 5 ejemplos podemos observar que podemos agilizar la gestión de procedimientos tanto personales como empresariales.

Generación de contratos comerciales automáticos

  1. Se han intentado automatizar contratos con bocetos manuales (digitales o físicos), no obstante, han tenido poco impacto y relevancia debido a que, en la transcripción de los nuevos datos, persisten errores.

Actualmente, hay una mejor alternativa. Se trata de una herramienta que reduce el margen de error mediante un proceso fácil, ágil y efectivo, se trata de una aplicación innovadora que viene a aliviar muchos dolores de cabeza mediante la generación de contratos automatizados: Docusign Gen.

La preparación de contratos automatizados permite que los vendedores generen la documentación sin siquiera abandonar su página de confianza. Es una aplicación creada para las PYMES generación de contratos automáticos que disminuye el margen de error y, si eres un usuario frecuente de Salesforce, te resultará muy sencillo aplicarla.

  1. Debemos descargar e instalar la aplicación desde Salesforce AppExchange, —así aprovecharemos una prueba gratuita de 30 días.
  2. Luego pasamos a conectar la cuenta de DocuSign para Salesforce y podremos empezar a configurar las plantillas, —para esto también hay 30 días gratuitos.
  3. Con tan solo unos clics tendremos la posibilidad de configurar nuestras plantillas, sin códigos complicados.

Actualmente, los departamentos de compras están desperdiciando mucho tiempo elaborando contratos físicos, copiando, pegando y usando contenidos que son de otra fecha. En seguida, hablaremos sobre sus características y beneficios.

Elaboración de contratos profesionales más rápido

Podemos agregar en nuestra base de datos todos los datos de nuestros clientes, productos y precios para que podamos crear contratos en múltiples formatos.

Preparación, firma y almacenamiento de contratos en Salesforce

DocuSign Gen es una aplicación nativa en Salesforce. Se conecta exitosamente con Salesforce CRM y CPQ.

Contenido condicional

Podemos incluir o excluir de forma automática el contenido necesario según la información y reglas de Salesforce, disminuyendo ampliamente los errores y ahorrando muchísimo tiempo.

Varios tipos de contratos

Entre los contratos que podremos crear instantáneamente tenemos los acuerdos de confidencialidad (NDA), presupuestos, facturas, propuestas, entre otros.

La normativa jurídica expuesta en el inicio del post avala el uso legal de esta aplicación, su uso está permitido. ¡Nada de qué preocuparse!

¿Estás listo para agilizar tus procesos empresariales? Contáctate con nosotros: DocuSign contacto. ¡Múdate a lo digital!

Autor
DocuSign Contributor
Publicado en
Temas relacionados