Cualquier momento es bueno para pensar en crecer profesionalmente, sin embargo existen tiempos que por sus peculiaridades, pueden significar momentos de quiebre o un gran impulso para nuestras vidas.

Bien dicen por ahí que toda crisis es una oportunidad para quién sabe verla y manejarla; y ante tiempos tan convulsos como a los que nos enfrentamos, hay que sacarle el lado positivo y comenzar a construir los cimientos del futuro.

Las grandes fortunas se han creado de grandes fracasos, pero también de grandes crisis, así que aprovechemos estos momentos para invertir en nosotros mismos: nuestro crecimiento laboral.

A continuación, te mostraremos cuáles son las características que hacen de este momento una oportunidad. Además, te explicaremos algunas formas de seguir creciendo profesionalmente en esta época extraña. ¡Buena lectura!

¿Por qué estos tiempos son buenos para crecer?

Sabemos que las condiciones económicas en este momento no son favorables para mucha gente, sin embargo, si algo ofrece esta crisis es tiempo.

Cuantas veces no hemos escuchado la frase “el tiempo es la cosa más valiosa que una persona puede gastar”, y es cierto, es un recurso que no se puede renovar.

Además, en momentos como este, el tiempo es el recurso más solicitado que tenemos. En la época de la eficiencia y eficacia corporativa, nuestros tiempos en el trabajo nos dejan muy poco espacio para invertir en otras cosas.

Es por esto que este tiempo de crisis nos ofrece la oportunidad de aprovechar el período que nos vemos obligados a pasar en casa para sentar las bases del futuro, que involucra por supuesto crecer profesionalmente.

4 formas de crecer profesionalmente en tiempo de crisis

A continuación, te presentamos 4 formas en las que puedes seguir creciendo profesionalmente en este momento actual.

1. Sigue preparándote

Cuántas veces no te dijiste: “si tuviera el tiempo suficiente aprendería otro idioma, haría un curso de gestión empresarial o leería un libro sobre el mercado actual”.

La realidad es que las ansias de prepararse son grandes, pero el tiempo es poco. Ahora que lo tienes, ¡aprovéchalo!

Invertir en instrumentos que te permitan seguir preparándote es lo mismo que invertir en tu capital humano, en tus capacidades, en tus aptitudes, que más adelante serán claves para avanzar y seguir creciendo profesionalmente. No es novedad que mientras más calificado estés, mayor será tu valor para la empresa.

Además, no es complicado encontrar formas de seguir estudiando. Incluso, desde antes de la crisis ya habían cientos de opciones en Internet. ¡Ahora seguro hay más!

2. Construye nuevos proyectos

Siempre existen proyectos que hemos planeado construir, pero, por una u otra razón, no fue posible llevarlos a la realidad. Las crisis, muchas veces, empujan los cambios que se dejaban para después.

Ahora, tienes el tiempo suficiente para resolver esos cabos sueltos que tenías pendiente: realizar las investigaciones suficientes, pensar en tus objetivos, construir una estrategia, encontrar la forma de financiarlo, etcétera.

Ya no hay pretextos para crear el futuro que planeabas hace unos años, las crisis abren oportunidades de crear el proyecto ideal para tu vida o mejorar el que ya tienes entre tus mismas manos.

3. Crea un plan para los nuevos tiempos

Las crisis cambian el panorama mundial en distintas vertientes: social, económico, cultural y hasta psicológico.

Estos cambios generan amenazas y oportunidades que, dependiendo de nuestras acciones, pueden definir el fin o el comienzo de una época de prosperidad.

Al cambiar la situación en el mundo, se generan nuevas demandas en el mercado. Estas demandas serán cubiertas por alguien en algún momento, y ese alguien acaparará ese mercado, lo que significará bonanza para su proyecto.

No es coincidencia que algunos de los negocios mejor valuados hoy en día como AirBnB, Uber, WhatsApp, entre otras, encontraron un mercado cautivo y lo aprovecharon a su favor.

Por otro lado, también existen los ejemplos de proyectos que no supieron soportar la crisis por no adaptarse a la situación que se vivía y serán reemplazados por quienes sí lo entendieron.

El mundo empresarial exige un cambio de paradigma, un método que permita mantener vivo el comercio a pesar de la distancia. Es por eso que el E-Commerce ha venido para quedarse a partir de esta crisis.

Si quieres aprovechar este momento y usarlo como plataforma para crecer profesionalmente, estúdialo y crea un plan en consecuencia.

4.Encuentra áreas de oportunidad

Así como necesitamos adaptar nuestro negocio a las nuevas reglas del juego del mercado, también existen áreas de oportunidad que se necesitan mejorar internamente.

El tiempo que otorga esta crisis puede ser una oportunidad para hacer un análisis a fondo:

  • ¿Qué procesos puedo mejorar?;
  • ¿Qué innovaciones puedo emprender?;
  • ¿Qué métodos me pueden poner un paso por delante de la competencia?

A pesar de que la crisis impacta duramente en la economía de los negocios y la competencia es dura, tienes la oportunidad de trabajar para hacer menos costosa y más sencilla la situación para ti.

La tecnología ha avanzado mucho en poco tiempo, y también nos ofrece comodidades que simplifican procesos y disminuyen tiempos como es el caso de las firmas electrónicas, las cuales poco a poco se están convirtiendo en indispensables para mejorar los procesos y el servicio al cliente.

¡No te quedes atrás!

El mundo nos pone obstáculos duros, pero no son imposibles de superar. Para lograrlo, contamos con una ventaja: el tiempo, un recurso valioso y que nos servirá para anticiparnos a las trampas del futuro.

Los que estén dispuestos a ver el panorama y actuar en consecuencia, saldrán reforzados de esta crisis. Los que, por el contrario, se mantengan estáticos, verán muy complicado mantenerse en pie. ¡Sigue creciendo y no te quedes atrás!

Si quieres conocer más sobre cómo implementar métodos efectivos y sencillos para mejorar tu empresa, te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros. ¡Con gusto resolveremos tus dudas!