Cultura digital: ¿cómo acelera a tu empresa?

Construir una cultura digital tiene como objetivo responder una pregunta simple: ¿cómo tener éxito cuando el entorno de operación está cambiando rápidamente?  

Las nuevas estrategias deben adaptarse a un mundo digital en constante evolución, donde las empresas tienen más datos para analizar, y el panorama de medios es cada vez más grande y complejo. Esto ha obligado a las organizaciones a evolucionar al mismo ritmo. ¡Y justamente en eso consiste adoptar una cultura digital!

En este contenido detallaremos qué es la cultura digital y te contaremos por qué es tan importante para aumentar la rentabilidad y productividad empresarial

¡Sigue leyendo! 

Cultura digital: ¿Qué es? 

La cultura digital es la manera en que las personas interactúan con la tecnología en su trabajo y en sus vidas. Aunque puedan parecer sinónimos, ¡la cultura digital no es lo mismo que la transformación digital! 

Durante generaciones, nuestra comprensión del término “cultura” ha sido: la sinergia de creencias, suposiciones, valores, normas, hábitos, símbolos y lenguajes subyacentes que definen y caracterizan a un grupo. 

Esta definición ha mutado significativamente con la llegada de la tecnología digital, que está cambiando el entorno empresarial y ayudando a las empresas a adaptarse a las demandas de la globalización. 

Dicho de otra manera, este proceso de adaptación a las tecnologías está acelerando el ritmo de vida cotidiano y laboral. Para asimilarlo, es necesario innovar y evolucionar con el objetivo de mantenerse a la par de los avances.

En el ámbito de las organizaciones, es fundamental centrarse en un enfoque de cultura digital según sea necesario y dependiendo de las exigencias del mercado. 

La necesidad de que la cultura organizacional se incline más hacia una cultura digital se debe a que hay una transición del “qué hacer” al “cómo hacerlo”

El objetivo de la cultura digital es, entonces, mejorar los modelos, procesos, estructuras y sistemas existentes, lo que depende de un cambio de mentalidad impulsado por la gestión empresarial.

¿Por qué las empresas deben alinearse a la cultura digital? 

Ahora que hemos analizado qué es la cultura digital, es momento de explorar 4 razones fundamentales por las que esta debería ser una preocupación clave en cualquier organización.

¡Veamos!

1. No hay transformación digital posible sin una cultura digital 

Una investigación realizada por Couchbase indicó que más del 90% de las iniciativas de transformación digital fracasan

Pero, ¿por qué? La respuesta está en que muchas empresas creen que invertir en tecnologías digitales es suficiente para impulsarlas hacia la industria 4.0. 

Sin embargo, lo que define su efectividad es el resultado de tres elementos: tecnologías digitales, liderazgo digital y, lo más relevante, cultivar una buena cultura digital. 

2. Es una ventaja competitiva 

Si algo nos ha enseñado la disrupción digital y la transformación digital de los negocios en épocas de pandemia, es que el futuro es de los rápidos. No obstante, la tecnología por sí sola no puede impulsar el desarrollo empresarial. 

La razón por la que la cultura digital juega un rol principal es que sus propios principios giran en torno a los colaboradores, su desempeño y propósitos. Así, incorporarla en la empresa ayuda a cultivar un ambiente laboral que promueva una coexistencia próspera entre trabajadores y tecnología. 

Al hacerlo, las organizaciones abren oportunidades para una colaboración armoniosa entre varios puntos de vista y enfoques para hacer las cosas. Esta es la base de una empresa altamente innovadora, que puede: 

  • Desbloquear valor agregado imprevisto;
  • entregar a los clientes productos y servicios que superen sus expectativas, mejorando su experiencia con la marca;
  • y trazar nuevas metas para futuras incorporaciones tecnológicas. 

3. Es indispensable para la longevidad empresarial 

En su libro, “Building Digital Culture”, el autor Daniel Rowles, CEO de Target Internet, advierte a las organizaciones sobre el tratamiento de las interrupciones digitales como a cualquier cosa a la que hayan respondido en el pasado. 

La tecnología se mantiene en constante evolución, ahora más rápido de lo previsto y no está sucediendo de manera lineal. Por lo tanto, los negocios no tienen más remedio que arriesgarse y experimentar. 

El argumento de Rowles respalda la evolución de empresas disruptivas como Amazon, Uber, Airbnb, MercadoLibre, entre muchas otras que lograron reinventar modelos comerciales, sin mostrar signos de desaceleración. 

Ser capaz de hacerlo requiere de una cultura organizacional que aproveche la tecnología, proponga tomar riesgos y esté enfocada entregar valor al cliente. En definitiva, requiere una fuerte cultura digital. 

4. Mejora el compromiso de los empleados 

Un estudio hecho por Microsoft EMEA encontró que las organizaciones con una cultura digital bien establecida tienen: 

  • 5 veces más empleados que se sienten empoderados. 
  • 4 veces más colaboradores con alto grado de compromiso. 
  • 3 veces más trabajadores con gran nivel de innovación. 
  • 2 veces más empleados que se sienten productivos. 

¿Cómo es esto posible? 

Aquí hay algunos datos sobre los colaboradores del lugar de trabajo moderno: 

  • Quieren tener un sentido de propiedad y responsabilidad sobre lo que hacen. 
  • Están más motivados cuando ven un sentido de propósito, valor y significado en lo que hacen. 
  • Buscan apertura, igualdad y sentido de comunidad. 
  • Esperan comentarios abiertos y honestos. 
  • Saben que el mayor activo de una empresa es su fuerza laboral. 

Al cumplir con las expectativas de nuestros trabajadores, las organizaciones pueden generar ganancias un 26% más altas. Esto se debe a que aquellos que están altamente comprometidos: 

  • Toman menos bajas por enfermedad; 
  • permanecen en la compañía por más tiempo;
  • encuentran formas de reducir costos y maximizar el valor;
  • y son promotores de la marca y capaces de sorprender y deleitar constantemente al cliente, reteniendo su fidelidad de forma irrevocable. 

Los beneficios de invertir en cultivar una cultura digital son evidentes. Sin embargo, la pregunta sigue siendo: ¿Qué tan lejos está tu organización en su viaje? ¿Quieres comenzar a digitalizar las operaciones en toda la infraestructura empresarial? 

De ser así, te invitamos a probar nuestra solución de firma electrónica, una opción imprescindible para agilizar y multiplicar la cantidad de contratos celebrados tanto con tus empleados, proveedores y clientes. 

¡Haz tu prueba gratuita! 

Publicado en