Cada etapa del embudo de ventas exige atención específica para asegurar nuevas conversiones. Es necesario adoptar tácticas y herramientas peculiares para cada etapa del embudo.

Imagínate el siguiente escenario: el cliente ya conoces tu empresa, comprende cómo le ayudará a solucionar problemas y está listo para firmar un contrato.

Sin embargo, aún necesita evaluar los términos de compra y pago a través de un documento fiable. En esta etapa, el mínimo error puede perjudicar el negocio.

Reunimos algunos tips para evitar riesgos desnecesarios en esta etapa crucial y ayudarte a crear una propuesta única que te va a hacer triunfar.

Presenta tu propuesta de ventas en línea

El primero consejo es simple y directo. Olvida la propuesta en papel. Envía en línea.

Si ocurre algún inconveniente en el transito de tu propuesta para el cliente, es posible que el recurra a la competencia. De hecho, la agilidad es un factor de suceso en un proceso de ventas.

Todavía, no sólo envíes la propuesta para tú cliente en línea. Ofrece más valor en proceso al remitirla desde un sistema automatizado. Así, ofreces al cliente la oportunidad de revisión más rápida de la propuesta.

Otra ventaja es la posibilidad de firmar en línea. De hecho, las empresas que ya empezaron sus procesos de transformación digital, convierten todos sus acuerdos digitales.

Cría una estructura directa

Ahora que ya tienes un sistema que te permite acelerar ventas con contratos en línea, puedes preparar propuestas con más practicidad y eficiencia.

La estandarización de procesos es esencial para el buen funcionamiento de una empresa. Todo gestor lo sabe.

Tu propuesta de ventas en línea debe lograr los beneficios de una estructura simple y directa.

Al utilizar estándares para preparar un documento, vas a ser más eficiente y a ganar más tiempo, además de evitar errores u olvidos.

Cada negocio tiene su propio estándar, alineado con su identidad y sus necesidades. Todavía debes explorar algunos aspectos clave para presentar para una estructura comprensible:

  • ¿Cuáles son los problemas identificados?
  • ¿Cuál es la solución ofrecida?
  • ¿Cuáles son las ventajas de tu solución comparadas con la competencia?
  • ¿Cuánto costa y cuáles son las fechas límites y condiciones de pagos?
  • ¿Tienes orientaciones adicionales para el cliente? – cómo confirmar que ha recibido el documento, qué debe hacer después de leer la propuesta, cómo contactar un representante de ventas etc.

Sé conciso

Una propuesta en línea debe ser breve, pero no se puede bajar su cualidad.

Es probable que el comprador esté evaluando alternativas a tu propuesta y tenga poco tiempo para para llegar a una decisión.

Un consejo relevante: mantenga tu propuesta con hasta 5 páginas.

Hay empresas que prefieren añadir informaciones acerca de ellas mismas. Si vas a hacer esto, igualmente sé conciso, ya que el comprador probablemente conoce tu empresa.

Por el otro lado, vale utilizar testimonios de clientes, especialmente aquellos satisfechos con las soluciones contractadas. Pero, no te olvides de pedir autorización para mencionar tus clientes.

Sé ágil

Cuando tu cliente requiere o aprueba el envío de una propuesta en línea, no puedes perder tiempo.

Aún que propuestas de soluciones complejas demandan más tiempo de preparación del equipo de ventas, es necesario contestar tus clientes rápido. Preferencialmente, en hasta 3 días.

La estandarización te ayudará a ser más rápido. Todavía, es fundamental adoptar la herramienta correcta para optimizar sus procesos.

Un buen ejemplo es la tecnología de firmas electrónicas, que permite formalizar diversos tipos de acuerdos. Además de asegurar la autenticidad de una propuesta enviada a tu cliente, puedes gestionar los archivos de manera más simple.

De hecho, los equipos de ventas pueden integrar este tipo de herramienta con sus CRM. Así, desde una única pantalla se puede:

  • Gestionar el relacionamiento con el cliente;
  • Seleccionar datos para preparar una propuesta personalizable; y
  • Enviar la propuesta en formatos intuitivos, fáciles de acceder y que motivan el cliente a firmar el documento más rápido.

Con un flujo más sencillo y rápido, es posible cerrar contratos en ¡el mismo día del envío de la propuesta!

Ten una comunicación abierta

El envío de la propuesta en línea está en el final del embudo de ventas, pero no es el fin del relacionamiento con los clientes. Debes mantener un canal de comunicación constante con ellos.

Por ejemplo, si ya utilizas una plataforma de firmas electrónicas, recibes una notificación en el momento que el destinatario abre el documento.

Además de seguir el flujo del acuerdo, este es el momento ideal para contactar tu cliente, preguntar si él ha recibido el documento, si tiene alguna duda y mostrarte disponible.

En la etapa de negociaciones, el cliente tendrá objeciones, requerirá cambios o intentará bajar el costo. Escúchalo y contéstalo con agilidad.

Es importante mantener un sentido de urgencia al firmar el contrato, porque así incrementas la probabilidad de formalizar el negocio.

Facilitas la preparación del contrato

La burocracia es el principal aspecto que retarda la aprobación de un acuerdo.

En el pasado reciente, la preparación de un documento generava desperdicio de tiempo y recursos con impresiones, revisiones, envíos postales y costos notariales para asegurar la validez jurídica.

Hoy, todas estas actividades quedan más fáciles a través de las herramientas tecnológicas, con las cuales puedes cerrar tus contratos con más rapidez.

De hecho, una plataforma de firmas electrónicas es instrumental para procesos comerciales, haciendo que con pocos clics propuestas y contratos sean formalizados desde computadoras, smartphones o tabletas.

Conoce como ¡la plataforma de firmas electrónicas de DocuSign ayuda a transformar e incrementar tus negocios! Accede ahora a nuestra prueba gratuita y envía tus primeras propuestas en línea.