Ramsomware: ¿qué es y cómo actuar en el caso de un ataque?

Una mujer ve la pantalla de su computadora bloqueada por ransomware

Junto con el surgimiento de las necesidades tecnológicas de la sociedad, también han nacido nuevos métodos de ataques a través de vías electrónicas, como el ransomware: esta clase de ciberataque es uno de los que gana más y más participación en la vida cotidiana de las personas. De hecho, según un estudio realizado por Secure List, la cantidad de usuarios víctimas de este sistema incrementa año a año.

Por esta razón, es fundamental que las empresas y los gestores se preparen para fortalecer su seguridad digital en caso de recibir ataques de ransomware en los dispositivos de su organización.

En virtud de ello, decidimos traerte este contenido para que conozcas cuál es su naturaleza, cómo prevenirlo y, más importante, cómo actuar frente a este escenario de vulnerabilidad digital.

¿Quieres saber más? ¡Lee hasta el final!

¿Qué es el ransomware?

El ransomware es una de las formas más populares de distribuir contenido o archivos maliciosos mediante software, cuyo objetivo más recurrente es cifrar los datos de un dispositivo para exigirle al propietario una suma de dinero a cambio de la liberación de su información: si este no accede a ello, suelen borrarlos para siempre.

Una de las características particulares de esta clase de software es que suele propagarse con rapidez por el dispositivo e, incluso, por varios si este está conectado a una red interna. Por si fuese poco, en ocasiones suele actualizarse para esquivar las acciones de contención.

Por ello, si tu empresa basa sus operaciones en la información que extrae de sus propios procesos y la almacena en una red interna o en la nube, el ransomware es un tipo de ciberataque frente al cual tienes que estar muy preparado para mitigar sus consecuencias cuando se presente.

¿Cómo prevenir el ransomware?

La mayoría de los antivirus cuentan con protección de ransomware y suelen proveer a sus clientes actualizaciones periódicas para frenar el gran número de los intentos ejecutados contra las personas. Aun así, existen ciertas acciones que puedes y debes tomar para disminuir estas posibilidades al mínimo, como:

1. Asegurarte de recibir las actualizaciones

Esta es una medida primordial y muy básica para mitigar los intentos de bloquear la información interna de los equipos.

Si ya cuentas con un software de protección en tus dispositivos, el segundo paso es garantizar que cada equipo cuente con la última actualización del programa instalado: así como los desarrolladores de ransomware actualizan su archivo malicioso, las empresas también lo hacen, agregando nuevas formas de prevención en sus productos digitales.

Asimismo, el sistema operativo de los dispositivos tiene que estar en su última versión si quieres evitar el ransomware.

2. Bloquear correos electrónicos sospechosos

La principal entrada del ransomware a los dispositivos es a través del email: por medio de correos electrónicos sospechosos —con archivos que contienen virus— los cibercriminales infectan los equipos de sus víctimas para poder ejecutar su plan de extorsión.

Como respuesta, una forma de evitar “abrir la puerta” a los virus es bloquear los correos electrónicos que parezcan sospechosos que contengan ofertas no deseadas o que sean spam.

En muchas ocasiones, estos mensajes piden a los usuarios deshabilitar sus antivirus “para ver el contenido”, realizando acciones de phishing. Por este motivo debes tener en cuenta que esto nunca sucederá y las empresas no te pedirán detener la detección de virus.

En otros casos, el ransomware pide habilitar los macros que no son más que macroinstrucciones que se almacenan para ejecutarse de manera secuencial ante una orden o llamada, acción que por ningún motivo debes permitir.

3. Usar servicios en la nube

Por otra parte, usar servicios en la nube —como almacenamiento de archivos— permite posicionar tu información importante en servidores de terceros y “cerrar la puerta” a estos ataques, ya que será sencillo restaurarlos si son borrados.

Con estas tres medidas serás capaz de blindar la seguridad digital de tu compañía frente a ataques de ransomware, pero ¿qué pasa si nada de esto funciona y caes en la trampa?

¡Veamos!

¿Qué hacer si soy víctima de ransomware?

En primer lugar, ¡no le pagues nada a los extorsionadores! Esto es lo más importante, pues una vez que cedes y das dinero a cambio de tu información, te convertirás en blanco fácil de otros ataques.

De todas maneras, también puedes tomar estos pasos para enfrentar esta situación:

1. Usa un software de seguridad robusto

Quizá es algo básico, pero no creerías la cantidad de gestores que menosprecian el poder y la seguridad que brindan los softwares para protegerse contra estos ataques. Por esta razón, debes garantizar que el producto que elijas no sea una “prueba gratuita” del programa, sino un producto con licencia que ofrezca varios métodos de seguridad.

Afortunadamente, existen varias opciones en el mercado, por lo que no tendrás problema de encontrar la que más se ajuste a tus necesidades: eso sí, asegúrate de invertir en ello, ya que como dice el refrán "lo barato cuesta caro".

2. Haz copias de seguridad

Nunca creemos que sucederá algo malo hasta que pasa.

Si eres precavido, durante un ataque de ransomware los cibercriminales no podrán usar nada en tu contra porque cada dato importante de tu negocio estará respaldado y no tendrán oportunidad de ponerte contra la pared.

Esto te dará la delantera para formatear tus equipos y volver a introducirles la información para continuar tus operaciones normales: a lo mejor con algún retraso por las labores de mantenimiento, pero sin sufrir daños que perjudiquen tus procesos.

3. Apaga todo

Si eres víctima de ransomware y personas inescrupulosas te contactan por correo electrónico o teléfono fingiendo ser una empresa de seguridad de software o, incluso, agentes de tu banco, cuelga la llamada o cierra la computadora y las operaciones inmediatamente.

Aquí debes ser muy perspicaz e investigar los números y la dirección de correo de donde te contactan para garantizar que sean quienes dicen ser. Si no es así, y sospechas de esta actividad, contacta de manera rápida a tu gestor de seguridad, tu compañía de software o cualquier organización involucrada para que te guíe sobre los próximos pasos a dar.

Esta es la única manera de tener la delantera ante este escenario y evitar que te usen o se apoyen en la información de tu empresa para obtener beneficios lucrativos.

¡Listo! Ya sabes qué es el ransomware, cómo prevenirlo y cómo actuar en caso de que suceda.

Como mencionamos al principio, la transformación digital ha traído consigo un sinfín de ventajas para las empresas y organizaciones, pero también nuevos métodos de ataques de los cuales tenemos que proteger a los negocios.

Por supuesto, contar con recursos digitales y actualizaciones periódicas son algunas de las formas más seguras de blindar la información de una empresa y alejar a los cibercriminales y sus técnicas sofisticadas.

En sintonía con ello, ¿quieres hacer más eficientes los procesos electrónicos en tu compañía? Te invitamos a descargar el material "8 mejores prácticas para optimizar la transformación digital en tu negocio". ¡No te lo pierdas!

Autor
DocuSign Contributor
Publicado en
Temas relacionados