Small data: los datos que una PYME necesita

Dos analistas de sistemas platican

En el universo de técnicas, herramientas y soluciones que ayudan a potenciar el poder de negocio de una PYME, el small data surge como respuesta a la inmensa necesidad que han tenido los gerentes y directivos de conocer informaciones específicas y precisas sobre sus organizaciones.

Realmente, el big data vino a cambiar cómo las PYMEs realizan sus actividades estratégicas e inteligentes para una toma de decisiones cada vez más certera y basada en datos reales del comportamiento del mercado y de las actividades propias de la organización.

Como sabemos que las PYMES en México han estado sufriendo los embates de la pandemia de la COVID-19 y necesitan técnicas y procesos que les garanticen resultados, ¡el small data puede ser lo que estás buscando!

¡Quédate con nosotros y lee hasta el final!

¿Qué es el small data?

Como ya lo mencionamos al principio, el big data sentó las directrices en el mundo empresarial sobre cómo tomar decisiones precisas y acertadas y, además, disminuyó los riesgos al poder predecir el comportamiento de los giros y de los consumidores para facilitarle a las empresas el timing de aparecer en el momento justo con el producto o servicio correcto.

Una de las cosas que caracteriza al big data son las palabras masivo, exabyte y gran escala.

Por el contrario, el small data se refiere a la combinación de datos estructurados y no estructurados de fragmentos de datos manejables que no necesitan de grandes y potentes sistemas de análisis y gestión para comprenderlos.

En efecto, el small data es perfecto para pequeñas y medianas empresas que no tienen la capacidad física ni económica de incorporar inmensos servidores, máquinas o software: lo único que necesita es una central de datos en la cual los algoritmos puedan procesar la información que entra y generar reportes detallados para la toma de decisiones basada en datos.

Entonces, si el small data no procesa miles de gigabytes de información como sí lo hace el big data, ¿cómo es que puede ayudar a las empresas a entender la realidad de su contexto?

¡Sigue leyendo!

¿Cómo contribuye el small data al desarrollo de una PYME?

Realmente, una gran parte del mercado de negocios —al verse sobrepasada en capacidad y muy lejos de la infraestructura de gigantes de la industria— empezó a evidenciar una necesidad que fue aprovechada por los analistas y expertos que vieron en el análisis de pequeños fragmentos de información la oportunidad de potenciar los negocios sin requerir de grandes inversiones.

El desarrollo de una PYME gracias al small data viene, precisamente, de la posibilidad que tiene junto a un analista o profesional del área de crear estrategias y algoritmos para hallar esos patrones y necesidades de un nicho muy reducido con el fin de explotarlos a favor del crecimiento del negocio.

En sí, lo interesante de todo esto, es la capacidad que tienen los pequeños y medianos negocios de acceder a técnicas y procesos sofisticados que, hasta hace poco, eran inviables, los cuales traen inmensos beneficios a las organizaciones.

Ahora bien, la pregunta que debes estar haciéndote en este momento es cómo implementarlo dentro de tu negocio, ¿cierto? ¡Pues vamos allá!

¿Cómo ejecutar el small data en una PYME?

Para empezar, el big data es un proceso sumamente complejo que necesita de grandes prestaciones e inversiones que pueden tardar meses para verse materializadas. Sin embargo, el small data está presente en todos lados, como redes sociales o software de gestión, entre otros.

Por ello, para implementarlo exitosamente en una PYME es necesario seguir 4 pasos fundamentales y reunir los requisitos básicos que son:

1. Recoger datos de varias fuentes

En primer lugar, para el small data se necesitan datos: la buena noticia es que no necesitas de grandes infraestructuras que reúnan miles de gigabytes de información. En su lugar, contar con especialistas que creen algoritmos en distintas plataformas de interacción con clientes, proveedores e, incluso, socios es lo principal para entender los elementos que rodean a la empresa.

Son muchas las herramientas que pueden usarse para este fin. Eso sí, la elección de ellas dependerá del nicho en el que estés, las particularidades de este y, por supuesto, los objetivos específicos que tengas.

2. Analizar los datos y ponderarlos

Lo lógico, una vez que se recogen los datos y se almacenan dentro de repositorios de la empresa, es analizar cada fuente y darle un valor que dependerá exclusivamente de las expectativas y aspiraciones que tiene tu organización.

En este sentido, darle la importancia a cada tipo de dato es fundamental para clasificarlo según su relevancia para tus planificaciones.

3. Interpretar la información obtenida

El siguiente paso es estudiar a fondo cada tipo de dato que se ha ponderado para entender el contexto en el que llega, sus particularidades y las oportunidades que le puede brindar a la organización.

Ahora bien, esto no tiene que ser un trabajo manual e individual ni mucho menos: de hecho, existen herramientas digitales o programas de análisis que, incluso, son gratuitos, en los cuales tus expertos pueden apoyarse para entender a ciencia cierta lo que esos datos recogidos pueden significar en términos de oportunidades de negocios o alertas dentro de tu industria.

Un ejemplo de ello, puede ser el estudio de palabras claves relacionadas con tu giro, ya que este análisis e interpretación puede indicar claramente los intereses de los usuarios en relación a productos y servicios que ofreces y, de esta manera, darte un indicio o una dirección clara de lo que el mercado necesita para anticiparte a ello y ofrecer lo que requieren los clientes.

4. Diseñar estrategias personalizadas

Lo que queda en este aspecto es establecer las estrategias y lineamientos externos e internos a los cuales tu empresa se ajustará para poder llegar a la mayoría de los clientes potenciales que tenga dentro de su nicho.

Esto será completamente con base en los datos recogidos y al análisis de estos, algo que no es más que el proceso de small data en sí: así, esta acción te ayudará a crear planificaciones que te faciliten mejorar tus procesos, productos y servicios basándote en la realidad que rodea a tu organización.

¡Listo! Ya sabes qué es el small data, cómo su desarrollo contribuye a una PYME y cómo implementarlo.

¿Quieres seguir aprendiendo cómo mejorar los procesos de tu empresa? Te invitamos a descargar el siguiente material:

Saluda el futuro de tu PyME

Descubre cinco herramientas esenciales para modernizar tu pequeño negocio

¡No te lo pierdas!

Autor
DocuSign Contributor
Publicado en
Temas relacionados