Los contratos de clickwrap, que se completan con solo un clic, son una solución electrónica utilizada por múltiples negocios para capturar el consentimiento del cliente en línea.

Probablemente ya conoces este tipo de acuerdo: se componen de textos directos, para una buena comprensión, y simplemente requieren que la persona marque una casilla para “aceptar” el acuerdo y expresar su consentimiento. Se pueden utilizar para distintos documentos, como licencias de software, términos y condiciones.

Aunque son intuitivos para los consumidores, sin una solución efectiva, los contratos de clickwrap pueden ser un desafío en términos de monitoreo e implementación para muchas empresas. Esto se aplica especialmente a las empresas que confían en soluciones de formularios web, que ofrecen una experiencia insatisfactoria al usuario y una funcionalidad limitada.

¿Qué es un contrato con solo un clic?

Los contratos de clickwrap son una metodología electrónica efectiva de contratos rápidos y legales que muchas organizaciones usan para transacciones y aplicaciones en línea.

Es probable que ya te hayas suscrito a uno de estos en algún momento, ya sea utilizando una red social o comprando boletos de avión. Por ejemplo, cuando activa la compra con 1-clic en una tienda en línea, estás dando tu consentimiento a través de un contrato de clickwrap.

En base a esto, se pueden utilizar diferentes acuerdos con solo un clic, como un acuerdo de licencia de usuario final, divulgaciones, términos y condiciones.

Los beneficios de los contratos de clickwrap

Hay múltiples beneficios para las empresas que eligen soluciones para ofrecer contratos de solo un clic para sus clientes. Soluciones como DocuSign Click son pocas en el mercado, pero atienden a una demanda creciente de más practicidad que los consumidores requieren.

1.    Los contratos son simples

Los contratos de este tipo son una forma rápida y fácil de obtener el consentimiento cuando no se requiere una firma. Además, ellos son fáciles de entender, ya que generalmente requieren una única acción para que la persona confirme que ha leído, entendido y aceptado los términos.

2.    Tienen un mayor retorno

Además de la comodidad y facilidad para el consumidor, los contratos de clickwrap también brindan una forma práctica para que las empresas realicen un seguimiento de los consumidores que han aceptado sus términos y la fecha en que lo hicieron.

Por el contrario, las empresas que usan formularios web para crear sus contratos clickwrap tienen una funcionalidad limitada para rastrear y registrar quién aceptó estos acuerdos.

Actualmente, pocos proveedores de este tipo de herramienta pueden ayudar a las empresas, tanto en el seguimiento de sus contratos de clickwrap como en el soporte. Si bien puedes usar la alternativa de un formulario web, es importante verificar si tu proveedor ofrece los servicios necesarios para actualizar los términos y mantener una supervisión clara de los contratos firmados.

3.    Son jurídicamente vinculantes

Un contrato de clickwrap puede no requerir una firma, pero es aplicable siempre que cumpla con los principios legales básicos. Son ideales para acuerdos “no negociables” que los clientes suelen firmar en línea, por ejemplo, firmando “Términos y condiciones” en un sitio web.

Como elegir una solución de clickwrap

Los acuerdos modernos de clickwrap deben establecerse de manera que sea más fácil para los consumidores leer y comprender lo que se acuerda, antes de dar su consentimiento.

Algunas prácticas favorables para elegir el proveedor más adecuado de tipo de herramienta:

  • La creación de los contratos con solo un clic es sencilla. El contrato puede estar en un sitio web, portal o aplicación y debe ofrecer una interfaz intuitiva para los usuarios. Por ejemplo, la herramienta crea un fragmento de código de JavaScript generado automáticamente que se puede incrustar en HTML. Luego, puedes continuar gestionando los contratos clickwrap existentes y actualizar esos contratos sin cambiar el código.
  • El proceso de actualización de los términos es automático. Si es necesario emitir nuevos términos, la empresa debe informar a los clientes sobre esto y pedirles que rechacen o acepten la última versión de sus registros. Una solución que permite hacer esto de manera automática, va a simplificar los procesos además de facilitar el seguimiento y control de versiones.
  • La solución debe asegurar el cumplimiento jurídico. Las mejores prácticas también dictan que consideres el escrutinio que un tribunal puede aplicar a los casos relacionados con el contrato de clickwrap, que se utiliza para hacer cumplir los términos del contrato. Este examen puede incluir considerar cómo los colores, las fuentes, las letras mayúsculas o el formato pueden afectar la toma de decisiones y el consentimiento de la persona que firma el contrato clickwrap. Por lo tanto, busca una solución que asegura el cumplimiento con opciones de personalización, que además de facilitar la entrega de una experiencia de usuario más intuitiva, también asegura que se cumplan los requisitos legales y de cumplimiento.
  • Los contratos almacenados son fáciles de buscar. Como se señaló anteriormente, las empresas deben mantener un registro de los contratos realizados con solo un clic. Elige una herramienta que proporcione un seguimiento de auditoría completo que incluye fecha, hora y otra información crítica que captura el consentimiento afirmativo.

Finalmente, es importante considerar si un contrato de clickwrap es el tipo correcto de firma electrónica para usar. Por ejemplo, en un contrato de alto valor que requiere múltiples signatarios, una herramienta como la firma electrónica es la más adecuada para el flujo de trabajo, que es más sofisticado. Las políticas de privacidad o los Términos de servicio se ajustan más a la propuesta de un contrato con solo un clic.

En resumen

Los contratos de clickwrap son un método conveniente y legalmente aplicable para gestionar los términos estándar que garantizan el cumplimiento legal entre una empresa y sus clientes. Cuando se hace correctamente, los consumidores pueden aceptar los términos y condiciones con un solo clic, mientras que las empresas pueden mantener sus registros actualizados y cumplir con los requisitos.

Habla con un experto para adoptar nuevas tecnologías más practicas para tu empresa.